domingo, 19 de octubre de 2014

Observar e imaginar con Ellen Koi

Reanudo mi actividad bloguera con Ellen Koi, aprovechando su recién inaugurada exposición Undertones el pasado jueves 16 de octubre en el Centro de Arte Alcobendas de Madrid.

Se pueden ver mis imágenes como enigmas sin resolver pero eso sería una forma de pensar demasiado “lógica”, como si tuviera que haber una respuesta para todo. No existe una única respuesta a una narración. Lo que a mí de verdad me importa es que las historias que cuento sobre el cuerpo, su fuerza y vulnerabilidad, encuentren eco en las experiencias personales del espectador. Mis narraciones tienen finales abiertos y yo las presento de manera que cada uno pueda imaginar sus propias historias y encuentre sus propias respuestas (Ellen Koi, cita literal de la exposición)

Con esta cita se presenta su exposición y con ella provoca una especie de alivio para que cualquier visitante pueda disfrutar de sus imágenes sin más pretensión de la que observar sus obras para que cada uno imagine y construya su propia historia. Sus palabras me llevan a pensar lo necesario que resulta esa libertad de mirar para apropiarse de una manera íntima de la imagen y entenderla según la experimente cada uno.

En mi opinión, uno de los aspectos más significativos de Ellen Koi es precisamente las posibilidades narrativas que ofrecen sus obras. Siempre está presente un interrogante, una incógnita, algo oculto pero intrigante que provoca la necesidad de interpretar y de buscar una historia que desvele lo que vemos. Es esa sutileza de preguntarnos cosas a través de las imágenes uno de los aspectos que me interesa de su trabajo.

En la entrevista mantenida con Catherine Somzé, Kooi habla sobre cuáles son las historias que cuentan sus imágenes. En su respuesta habla de las sensaciones que esos paisajes provocaron alguna vez en ella y la creación de sus fotografías es una manera de representar y poner en escena algo experimentado en esos espacios. El espacio las relaciones que el individuo establece se consolida como una de las preocupaciones de la artista. De hecho los títulos de sus obras son en realidad los nombres de los lugares en los que fueron tomadas las fotografías. Según Kooi “con mis fotos intento recrear las impresiones que algunos paisajes me dieron. Son metáforas para estas sensaciones” (Koi, 2008).


La artista utiliza algunos símbolos para establecer esa vinculación entre el individuo y el espacio como es el puente y la esclusa, por ejemplo. “Siempre me intereso cómo la gente espera mientras los barcos y el tiempo pasan. Otro personaje importante es el hombre que los vigila y que los acciona. Él también se queda esperando y mirando a la gente pasar” (Koi, 2008).  De este modo, la artista encuentra en estas formas elementos que componen su lenguaje narrativo con los que una y otra vez nos hace preguntas a través de sus imágenes.

Zwammerdam-kas (2005)

Nieuwkoop-sluis (2004)

Alphen aan de Rijn-waterkant (2002-2003)

Dreischor-greppel (2009)

Harleem-putje (1999)

No hay comentarios: